Encuentro Mujeres y Participación Social, Granada

El I Encuentro de Mujeres y Participación en Granada se realizó un mes después. Convocamos a todas las mujeres que nos acompañaron durante las entrevistas y animamos a invitar a todas las que pudieran estar interesadas en acompañarnos a compartir el domingo 22 de enero

 

FOTO16

El objetivo principal era fomentar la participación y el trabajo en red de las mujeres granadinas y crear espacios de encuentro en la ciudad.

Comenzamos presentándonos y conociéndonos las unas a las otras. Después continuamos hablando sobre cómo podemos mejorar el tejido asociativo de las mujeres en Granada.

  • Ya que la participación requiere mucho tiempo, del que muchas mujeres no disponen, se hacen propuestas para fomentar la participación activa y de formación para seguir capacitando a las mujeres.
  • Hay que concienciar a las más jóvenes sobre la necesidad de unión entre mujeres e inculcarles valores como la sororidad y el empoderamiento de la mujer.
  • Es importante dar a conocer nuestros derechos, conocer la ley y ser conscientes de la vulneración que sufrimos en muchos casos.
  • Hay que vincular más a la universidad y a los movimientos sociales, hacer más fuerte la comunicación y las redes a través de estas herramientas.

Tras este debate el grupo Tejiendo Redes dinamizó un taller para trabajar y cuestionar  los roles y estereotipos que sufren las mujeres. Para ello, nos dividimos en cuatro grupos de trabajo, para después compartir y debatir los análisis de cada grupo. A través de distintos niveles: como se ve a las mujeres a nivel personal, familiar, barrio, laboral e institucional.

A nivel personal se reflexionó sobre que la mujer es “algo bonito”, un objeto de deseo, algo en lugar de alguien. Otras dijeron que se las ve como madre. Y en otro grupo reflexionaron que las mujeres tienen que cumplir todos los tópicos de no contestar, de no ir sola, de timidez para dar su opinión. Por último se espera de la mujer que priorice por los sentimientos de los demás y si no lo hace se culpabiliza.

A nivel familiar la mujer es considerada como cuidadora y “superwoman” que se fomenta desde pequeña por medio de los juguetes y educación sexista. La mujer debe cumplir socialmente teniendo una pareja y teniendo hijos.

En espacios de barrio hay un uso sexista del lenguaje, en el ámbito académico hay estudios que se consideran de hombres o de mujeres. Se dan muchos estereotipos en cuanto a que la mujer es débil, no puede ella sola con las cosas y que también somos histéricas y exageradas.

En cuanto al ámbito laboral se reflexionó sobre que las mujeres están sometidas a juicio por su físico y que se encuentran desprotegidas. Cuando se contrata a mujeres se realizan preguntas personales que no son en referencia al puesto de trabajo. Hay una falta de referentes de mujeres en general, de directivas en particular.

Los medios de comunicación cosifican a las mujeres, se presenta a la mujer como culpable en determinadas circunstancias, los anuncios de limpieza son protagonizados fundamentalmente por mujeres y siempre las mujeres tienen que estar perfectas.

Por último en cuanto a nivel de gobierno la mujer es la cuidadora y se reflexionó sobre las diferencias por ejemplo en las bajas de maternidad y paternidad por lo tanto se fomenta a la mujer como la cuidadora. Por otro lado las mujeres tienen un techo de cristal, menos recorrido y menos reconocimiento. Las políticas de igualdad no son una prioridad ni las acciones para revertir estas situaciones.

Después de un espacio más distendido para compartir, continuamos con las compañeras Silvia Monteros, de la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, y Mar Gallego, del Proyecto “Como vaya yo y lo encuentre”. Ellas compartieron con nosotras iniciativas impulsadas por mujeres en Granada.

Terminamos trabajando en grupo sobre las ideas e impresiones del encuentro y de la convivencia. De nuevo el grupo Tejiendo Redes nos ayudó a organizar nuestras percepciones:

que nos llevamos

que podemos hacer

Nos despedimos con muchas ganas de seguir trabajando juntas y de extender esta iniciativa hacía más mujeres, pero no nos dijimos adiós ya que nos pusimos en marcha para seguir colaborando juntas.

Escribe tu comentario